Si hay un mes por excelencia para que los niños y niñas de este país hagan la comunión, sin duda alguna, este es el mes de mayo. Aunque si que es verdad que los últimos años no hay tantos niños y niñas que la hagan, entre los que siguen la tradición, la primera comunión es todo un evento, casi, una pequeña boda donde los jóvenes son el centro de todas las miradas, por un día, su día. La moda, por lo tanto, entra en juego y los diseñadores planteanunas tendencias concretas cada año. Se pueden aprovechar trajes, sí, se puede apostar por lo más clásico, sí, pero los invitados más ‘in’, conseguirán saber si los homenajeados siguen los estándares de la moda. ¿Cómo? Pues comprobando si cumple lo que dice Lola Martí, nuestra diseñadora experta en moda, sobre las comuniones de este 2017.

Pues eso, ¿cómo son los trajes de comunión este 2017?

Martí explica que los estilos son cada vez más ‘desenfadados‘, tanto para los niños como para las niñas y muestra de ello son las capas y capas de tul combinadas en blanco y crudo. En general, pero, los grises suaves, los verdes y los denim son los colores que más se llevan esta temporada pero se tiene que reconocer que el color rosa cuarzo pantone también se ha hecho un hueco en los catálogos actuales. Martí destaca la diseñadora Hortensia Maeso  como ejemplo ”elegante y moderno” para las comuniones de niños. Su propuesta es atrevida, toda de denim con bordados. ¡Os animamos a dar una vuelta por su catálogo online!

Y si queréis más, podéis visitar las páginas web de los diseñadores más clásicos en este tipo de ceremonia: Rosa Clará, Navascués , Rubio Kids  o Nanos

De hecho, aunque se siguen las tendencias generales cada diseñador tiene su propio estilo. Pero ninguno de ellos se olvida de los complementos. Lola Martí resume que, en este 2017, para las niñas predominan las coronas florales y los peinados recogidos con motivos florales. Para ellos, las cruces en forma de collar y los mocadores de lino con un toco de color, acabaran de dar el toque especial a la ceremonia.

Con todas estas propuestas, sólo falta la decisión final que dependerá, en gran medida, de nuestro gusto. Bueno, y de nuestro bolsillo, ¡claro está!