Cuántas veces habrán ido tus hijos al colegio empapados de colonia anti-piojos? Cuántas horas has pasado buscando liendres? Cuántos mensajes de WhatsApp has intercambiado con padres para encontrar y compartir la mejor solución contra los piojos? Sí, en las casas con niños los piojos son un problema frecuente y llevar el pelo limpio no es garantía de nada.

Estos pequeños insectos, de entre 2 y 4 milímetros, existen y en las cabezas de los más pequeños son muy felices, de hecho, viven de maravilla y las costumbres de los escolares, de dejarse los peines o las diademas, por ejemplo, les ayudan a colonizar con facilidad todos los pelos posibles.

Hay pocos niños a los que se les resistan los piojos y también hay pocas familias que consigan tenerlos a raya durante todo el año. Para conseguirlo, hace falta actuar muy rápido cuando se detecta la infestación y ser constante en la prevención.

Para tratar los pijos, en el mercado se pueden encontrar centenares de productos. Las colonias, champús y acondicionadores se completan con productos químicos para matar a los piojos y evitar que continúen reproduciéndose, ya que el principal problema es este, que los piojos hembras pueden llegar a poner hasta 300 huevos en su ciclo vital, y en solo 5 o 7 días las liendres se convierten en piojos adultos que pueden empezar a reproducirse de nuevo. Así pues, hay todo tipo de productos y a distintos precios pero sin duda, es imprescindible seguir el tratamiento como indican en el prospecto porqué sino, no va a funcionar. Muchos recordamos la canción que anunciaba una de las marcas más populares, Filvit, que sigue comercializando productos anti-piojos al lado de otras firmas, ya conocidas como FullMarks,

Pero sin embargo, lo más económico y también efectivo es la prevención con esencia del árbol del te. De hecho, muchos de los productos que ya vienen preparados y que se venden como naturales o sin químicos a raíz de la preocupación creciente de padres y madres sobre los efectos de estos productos, incorporan este aceite que lucha contra los piojos y ayuda a mantenerlos alejados del cuero cabelludo de nuestros hijos. Sólo hace falta echar algunas gotas de la esencia en el champú frecuente en casa. Lo mismo, para asegurarse, se puede hacer con la colonia y así, salir de casa cada mañana bien protegido. Hay muchos acondicionadores que funcionan así, como el que venden en FashionKids, especializados en el cuidado del pelo de niños y niñas,

De todas formas, lo realmente costoso de eliminar son las liendres: la paciencia es el ingrediente imprescindible. Hace falta tener la costumbre de revisar a menudo las cabezas y como mínimo una vez por semana, pasar el peine anti-liendres, este tan pequeño que arrastra los huevos de los pijos a la punta del pelo, para certificar que está completamente limpio. Esto son horas, sí, ypara evitar esta ‘pérdida de tiempo’ ya hay peluquerías que han inventado sistemas de aspiración de liendres y piojos que, sin agredir el pelo de los pequeños. Es el caso de FuigPoll,  la primera empresa española dedicada a tratar y prevenir los piojos y las liendres. Presumen del método más efectivo, natural y respetuoso, para luchar contra la pediculosis, la infestación de piojos, y animan a las familias a probarlo para ahorrar tiempo. En poco tiempo, han abierto centros en seis ciudades españolas (Barcelona, Reus, Lleida, Gijón, Bilbao y Pamplona). En algunas peluquerías infantiles, como La Geganteta, en Barcelona, también se puede resolver el problema de manera natural, sin químicos en el tratamiento y en la prevención, que por otro lado, reconocen que se puede seguir, sin complicaciones, en casa.

Cada uno elige lo que más le convenga.

Sólo cabe recordar que los piojos y las liendres están considerados una enfermedad contagiosa y en los colegios, aunque muchas familias no lo cumplan, se recomienda quedarse en casa hasta que haya desaparecido el riesgo de contagio con otros niños.

Y para evitar este riesgo, sin duda, hace falta concienciar a niños y niñas que no se dejen ni peines, ni gorras, ni diademas ni nada que pase por su cabeza. Ah, y no está de más hacer el tratamiento con cierta frecuencia a todos los peluches que hay encima de la cama. También colaboran en la infestación. Suerte!